21.10.07

Freedom Knights – Orígenes Secretos 2

Parte 2

Este año decidimos hacer el tomo recopilatorio, fuimos a E-copy y pedimos presupuesto, llevamos una muestra (por las dudas) y preguntamos si podían hacer el trabajo. Bien, realizamos todo el trabajo de re-edicción y hace unas semanas estábamos en ese lugar con un cd. Lo que ellos debían hacer: imprimir las 1300 impresiones doble faz y cortarlas por las marcas. Luego nosotros pasaríamos a retirar y “solo” tendríamos que doblar y engrampar.

Al otro día recibimos una llamada. No iban a poder cumplir con el plazo fijado porque tenían problemas con la máquina. “No hay problema, tómense una semana si necesitan” respondimos. Pero por las dudas, quisimos pasar a ver cuál era el problema. Cuando llegamos encontramos a uno de los dueños hecho una furia, decía que ese trabajo era imposible y que debían recotizar. “¿Cómo que recotizar?” Les dijimos que lo mantuvieran en pausa y que al otro día los llamábamos para ver que hacíamos.

Desde ahí, ya bastante indignados nos fuimos a una pequeña imprenta de barrio. Hablamos con el encargado que nos cotizó impresiones para 300 ejemplares (en E-copy pensábamos hacer 50) lo teníamos que pensar, esto no era como un cartucho, implicaba sacar la plata de abajo del colchón. Lo pensamos y dijimos “sí, que carajo”. Al otro día estábamos en la imprenta con la mitad de la plata, señamos el trabajo y volvimos a casa. Pero otra vez sonó el teléfono. “Vengan rápido” allá salimos corriendo. Que habían cotizado mal, que a lo que nos habían dicho le sumáramos $10.000… sí… diez mil pesos ¿Cómo alguien se puede equivocar tanto?

Hechos una furia salimos de la imprenta barrial que casualmente se llama “el Dragón” (a la cual Bea jamás volverá por motivos obvios). Casi al punto de abandonar la idea del tomo recopilatorio, Roy recordó conocer a una persona en una imprenta especializada en libros que además nos quedaba a unas cuadras. Allá fuimos con nuestra idea, imprimir y cortar las planchas para luego convertirlas en un librito (que implica: doblar las hojas; armar de a 4 librillos; perforarlos uno a uno; engramparlos a mano; pegarlos entre sí; pegarles el lomo; pegarles la tapa y luego llevarlos a la imprenta a refilar).

Para nuestra sorpresa nos enteramos de que era más barato que ellos lo armaran (cosido y todo con tapa de cartulina coteada) porque de esa manera ya no era una impresión cualquiera era “un libro” y quedaba exento de IVA.

Así que el tomo recopilatorio va a tomar toda una nueva dimensión -será un libro hecho y derecho- editado por una imprenta y será una línea que nunca pensábamos cruzar. La cuota artesanal -el armado del objeto- es muy importante para nosotros, pero tenemos que ser realistas. Es más barato hacerlo de esa forma, nos ahorramos un montón de trabajo y por último (y no menos importante) nos permite bajar el precio de tapa.

¿Y cuándo este “libro” verá la luz del día?
En los primeros días de noviembre estará recién salidito de imprenta.

8 comentarios:

MaGnUs dijo...

Que gente desprolija que hay por ahi...

Y entiendo lo del artesanato que les da lastima abandonar, pero piensen que asi es mas profesional, mas "serio" (noten las comillas). Excelente.

Dragon Comics dijo...

Tema recurrente, no voy a discutir porque me pongo muy densa. Lo que voy a decir es que no es un trabajo más profesional. Por otro lado, citando a T. Maldonado al dejar la hechura a mano se convierte en un trabajo más frío, más inhumano y es esto lo que nos cuesta abandonar. Abandonar solo en el Tomo Recopilatorio, porque el resto de las publicaciones seguirán siendo tan cálidas y tan humanas como siempre.
Bea.-

Teukro dijo...

¿Le llega más "calentito" al lector si fue engrampado y armado por los dibujantes? Por favor.
Ni lo artesanal ni lo industrial son sinónimos de calidad. Ésta no es intrínseca a ninguno de los dos procesos.
Y las temperaturas y la humanidad del producto... eso ya son demencias.

MaGnUs dijo...

Yo no me referia a calidad, me refiero al que al estar todo armado en imprenta, tiene un registro legal, etc, como libro, y eso es mas profesional, mas alla de la calidad.

Es Sin City o Watchmen una obra mas inhumana por que Miller, Gibbons y Moore no las engramparon ellos mismos? No.

Dragon Comics dijo...

Lo que convierte a un objeto en inhumano es el carácter industrial del consumo de masas. Proyectos de pocos recursos, hecho por pocas personas que ponen su dedicación al engrampar cada número le da una cierta calidez. Pagando y desentendernos del proceso de armado, para mí es abandonar una característica que valoraba de los Freedoms. Poder decir dejo sangre sudor y lágrimas en cada número marcando, cortando, marcando, perforando, doblando, ensamblando, engrampamdo, achatando y refilando cada número. Es la diferencia entre la comida casera y la comida comprada, por más que la comprada pueda ser más rica.
Bea.-

MaGnUs dijo...

Sigue siendo una razon sentimentaloide, la calidad de un producto no va en si es engrampado por sus propios creadores o no.

Prefiero leer un buen comic engrampado y encuadernado de forma profesional que (no digo que sea el caso con el de ustedes) uno que se desarme.

Por otro lado, por mas amor que se le ponga al encuadernado, si el comic es malo (de nuevo, no digo que sea el caso), no se salva.

Dragon Comics dijo...

No te preocupes Mag, sé que no te referís al nuestro, porque nos has confesado que nunca leíste un número.
Besos
Bea.-

MaGnUs dijo...

Eso fue una indirecta? :P